La dualidad de dos realidades, una viva y una inerte. La experiencia vital puede hacernos sentir que somos uno.La constitución antropomórfica de un maniquí no difiere en esencia del ojo humano que lo observa.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted